Para nosotros ya no es tema de discusión por qué autopublicarte

Nos quedan claras las muchas ventajas frente a no publicar nunca o esperar a que alguna editorial te descubra. Pero no queremos dejar de hacer notar lo siguiente pues quizá a muchos autores del abra los ojos sobre autopublicarse.

¿Es necesario una editorial para publicar en México?

Los autores que han trabajado duro por crear una obra no necesitan realmente de una editorial convencional y pueden en cambio elegir la o las plataformas para publicar.

Los tiempos de ejecución y las barreras técnicas han desaparecido, un autor puede él mismo marcar sus tiempos para cumplir sus tiempos, pero además puede aprender muchos trucos de cómo hacerlo, desde registrar su trabajo, convertir su manuscrito a epub, hacer su propia campaña de marketing, promoción y relaciones públicas.

Hoy en día es muy importante poder acortar los tiempos de producción, lanzar e ir modificando y ajustando lo que pide el lector, incluso personalizar los contenidos.

No es más autor el que publica bajo un sello de una editorial como el que se autopublica

Igualmente el libro digital es tan relevante como el impreso.

Puedes crear una estrategia de distribución real que realmente te permita saber cómo va tu libro, no sólo ver reportes de ventas en muy poco tiempo sino elegir las librerías que te interesan realmente.

Un argumento sin lugar a controversias es que además ganarás más que en cualquier esquema editorial convencional.

Te harás cargo de algo fundamental, la promoción de tu libro y de tu marca de autor y verás resultados concretos si te concentras en ello.

Puedes contratar los servicios editoriales que necesites y no serán de menor calidad que la que ofrecen internamente las editoriales.

Y quizá lo más importante es que decides cuándo y cómo ocurre todo lo que has esperado para tu libro.

Hoy, los inconvenientes de autopublicarte, que hace años existían y que son más bien tabúes, han desaparecido: baja calidad, errar pues nadie lo había hecho antes (curva de aprendizaje crítica).