Consejos de oro para escritores independientes que están empezando a escribir

Cuando uno es un autor independiente suele sentirse solo en muchas etapas del largo camino hacia la publicación. Pero la soledad para la escritura es imprescindible y disfrutable… también se sufre con ella pero es necesaria.

Esta entrada está redactada y pensada para que los autores principiantes se empoderen al momento de la escritura y transiten de manera menos ardua el camino de la escritura.

Consejos, tips, buenas ideas, historias de vida y casos concretos se encuentran en todas las redes sobre el tema de la escritura, como nunca antes en la historia de la humanidad producimos tanto contenido, solo piensa en los millones de videos que se suben a YouTube cada minuto: abrumador. Por cierto que entre la mucha basura de videos que encontramos ahí también los hay valiosos y muchos de ellos para escritores primerizos o en franco bloqueo. Pronto les daremos nuestras lista con nuestros favoritos que además proponen consejos prácticos reales y accionables (como dicen los de marketing).

Pero volvamos al tema, estos consejos los publicó la escritora independiente de Estados Unidos Alison Jack quien también es editora. Ojo que están centrados en escritura de ficción, especialmente novela. Aquí les van, por cierto los comentarios son nuestros:

  1. Evita un argumento irrelevante para tu historia. Un ejemplo de argumento irrelevante y trillado son la telenovelas.
  2. Introduce a los personajes en tu novela poco a poco. Es común que cuando uno empieza a escribir quiere de golpe y porrazo meter en las primeras páginas todos los personajes y todo sobre ellos, como una especie de justificación, un reflejo de que nos sentimos inseguros. Piensa que un lector quiere acompañarte en la historia pero si lo saturas o lo aburres con tanto personaje te va a abandonar. Acuérdate también que los personajes se conocer poco a poco como ocurre en la vida real con las personas.
  3. Un clásico: el autor joven o primerizo ama poner prólogos a su libro, no es necesario, olvídalos por favor.
  4. Lo mismo aplica para los epílogos, olvídalos por favor, ni tu mamá lo va a leer.
  5. Esta es una buena y muy común: evita en la medida de lo posible la palabrería, es decir, no te des vuelo con los adverbios y los adjetivos, recuerda la frase de “lo que no da quita”. O bien olvídate de repetir expresiones u oraciones que según tú o identifican a un personaje o te encantan. Una vez es suficiente.
  6. Una que no menciona Alison pero que viene a cuento: siempre trata de mostrar no de decir por decir, esto es claro en los personajes donde el narrador se entromete todo el tiempo con frases como “sintió felicidad o furia…”  o “ella contestó distraída”, es decir, si el diálogo está bien construido se entenderá quien habla y lo que siente.
  7. No repitas muchas palabras que te sirven para solucionar la frase de manera rápida.
  8. Toma decisiones y apégate a ellas, si decides escribir en priemra o tercera o segunda persona quédate ahí, muchas novelas de escritores noveles empiezan en primera y al siguiente párrafo ya están en tercera o empiezan en pasado y de la nada se convierte en una narración en presente.
  9. Que no te encante lo que escribes en un primer momento, tanto que no quieras luego tocarlo o escuchar críticas o modificarlo. Que sea producto de mucho esfuerzo no quiere decir que por ello funcione realmente.
  10. Recuerda que escribir es siempre reescribir mucho. Un escritor dijo que un autor es quien es por lo que no publica (lo que desecha) que por lo que publica y deja en la página.