24 razones por las que a un escritor independiente le rompen el corazón

Los escritores son aquellos seres llenos de ilusiones que pocas veces ven sus sueños hechos realidad, pero ¿Qué les impide lograrlo? Aquí 24 de las muchas razones que rompen sus corazones y cómo solucionarlo:

Así es como comienza esta novela: un personaje lleno de ilusiones y sueños de ser un gran escritor, plasma sus mejores ideas en un manuscrito que le permite verlas por primera vez de manera física; persevera, escribe y reescribe y termina su novela. Con el claro y firme deseo de publicar la novela que le ha costado sangre, sudor y lágrimas, comienza el viaje de buscar una editorial que crea en él y lo vuelva un escritor famoso.

Comienza buscando a través de Google o Yahoo: ¿Cómo publicar mi libro? ¿Cómo conseguir editorial? Sin saberlo, la respuesta a esta pregunta lo llevara a un camino en el que, lamentablemente, no todo será como lo planeó desde un principio y lo llevará a una serie de retos de los que pocas veces saldrá bien librado.

Aquí, algunos de los escenarios por los que han pasado algunos escritores independiente, y que nos han dejado valiosas lecciones.

    1. Bloqueo creativo o conocido en el lenguaje coloquial como: “No sirvo para escribir, mis ideas son malísimas”.
    2. Te percatas de que ser escritor no es tan fácil como crees.
    3. Que tu idea termine presentando algunas similitudes con alguno de tus autores favoritos.
    4. Descubrir que algún otro autor ya utilizó el mismo conflicto que tú para su libro.
    5. Tener demasiadas ideas para un best-seller, pero poco tiempo para escribirlo.
    6. Comenzar por el principio y darte cuenta que hubiera sido mejor empezar por el final. 
    7. Darte cuenta de que eso de la gramática no era tan lo tuyo después de todo.
    8. Todo suena bien cuando comienzas escribir, hasta que descubres que debes darle un final a tu historia.
    9. Darte cuenta de que no estás pensando en un público objetivo que recibirá feliz tu historia.
    10. Diseñus portitis (síndrome en el cual un escritor incursiona en el diseño independiente para crear la portada de su libro y deja ciego a más de un individuo).
    11. ¡Terminaste! ¿Y ahora…?
    12. Se lo das a leer a todo el mundo, abuelita, primos y mejores amigos. La conclusión es contundente: eres grande y el mundo merece conocer tu trabajo.
    13. Entonces ¿cómo publicar tu escrito? ¿Cómo conseguir editorial? – Esperas que tu búsqueda en Google después de dar click “Voy a tener suerte” te de algo de esa suerte.
    14. Descubrir que conseguir editorial que crea en ti es más complicado que escribir tu libro. Darte cuenta que de letras sabes demasiado, pero de números necesitas un repaso.
    15. ¡Bingo! te encuentras con la solución: autopublicarte y cobrar tus regalías sin ningún intermediario.
    16. Pero te enfrentas a otra realidad: acuerdos sin contrato, pago de servicios que no necesitas, promesas sobre distribución mundial, editores en línea que no se ocupan de cuidar tu libro (una enfermedad que se ha comprobado, destruye totalmente el ímpetu de cualquier escritor).
    17. Conclusión encontraste a una “editorial” que te entiende, pero tu no entiendes por completo.
    18. Fe de erratas.
    19. La portada no es lo que pensabas, parece bajada de una plantilla, es totalmente genérica, no comunica lo que tú soñaste.
    20. Porcentajes de descuento sobre tu precio de venta más altos de lo que esperabas.
    21. Prejuicio nacional y el mejor de los pretextos: “La gente en México no lee”.
    22. Librerías que no exhiben tu libro físico.
    23. Librerías digitales que venden un epub hecho un desastre que no deja leer a nadie.
    24. El marketing y sus mil estrategias incomprensibles para los nobles de corazón.

Si quieres descubrir cómo sanar tu corazón de escritor antes de que se quiebre por completo, te recomendamos descubrir los servicios de Yo Publico dando click aquí